Cuando una persona decide someterse a una intervención de trasplante capilar es tan importante acudir a un hospital de prestigio con doctores experimentados y profesionales, como que el paciente siga las recomendaciones que le dan para una buena recuperación e higiene en casa.

Para un correcto cuidado de la zona injertada y donante, el hospital facilita un kit a todos los pacientes que contiene toda la medicación y productos de higiene específicos necesarios para que la evolución de la zona sea lo más positiva posible. Tras el injerto capilar, cuando se lava la zona trasplantada es muy importante la temperatura del agua. Si el agua está muy caliente, además de irritar el área ya sensible por la intervención, puede hacer que se ablanden las costras y se dilaten los poros, lo que puede llevar a la pérdida de algún folículo injertado y a la inflamación de la zona tratada.


En los primeros días, la aplicación del agua para el lavado debe realizarse con la ayuda un bol o un grifo con la mínima presión posible, ya que una fuerte presión puede dañar los folículos implantados.


lavado en casa injerto capilar

Durante la recuperación del cuero cabelludo,  se produce la acumulación de placas o postillas en la zona injertada, igual que sucede con cualquier herida que nos hacemos. Estas placas están formadas por las células muertas de la piel que se van depositando en el área trasplantada, por eso es muy importante que, al realizar los lavados, cuando ya se pueda frotar suavemente la zona, las placas se desprendan teniendo cuidado de no arrancarlas.

Otra recomendación importante para evitar que se acumulen residuos en la zona trasplantada es no realizar deporte durante el primer mes. El ejercicio físico nos hace sudar y el sudor es una de las vías que tiene el cuerpo para eliminar bacterias.

 

 

 


Al evitar la sudoración en la zona injertada, eliminamos la acumulación de toxinas y el exceso de humedad que también sería perjudicial.


 

Si el cinjerto capilar lavado en casauero cabelludo de la zona injertada se trata y se limpia de forma adecuada, una vez de vuelta a casa tras la operación de trasplante capilar, comenzará a formarse una película blanquecina que cubrirá la zona trasplantada, como la que se aprecia en las imágenes. Esta capa que aparece, no permite que el cuero cabelludo respire adecuadamente y que el oxígeno llegue a los folículos trasplantados.

Esto, si no se remedia, puede dar lugar a  una pérdida importante de folículos injertados,  lo que llevaría al fracaso de todo el proceso del trasplante capilar.

 

En casos extremos en que haya mucha acumulación de placas de células muertas, los doctores recomiendan arrastrarlas con mucho cuidado empleando un cepillo de dientes muy suave o un cepillo de uñas de bebé. Se debe realizar de manera muy delicada siempre con el cabello recién lavado y en la dirección del nacimiento del pelo.

 

En Grupo NewHair realiza un seguimiento cercano de cada paciente. De esta forma, si detectamos un exceso de placas o un lavado incorrecto, avisamos y guiamos a la persona hasta que el cuero cabelludo se vea limpio y con buen aspecto, por lo que nunca hay consecuencias negativas para el trasplante capilar.

Te ofrecemos información sobre cómo se realiza un trasplante capilar.